Orson fue concebido y fundado por nosotros, Pedro y Valerie Lollett, dos hermanos de Caracas, Venezuela. 

Producimos fotografía y video, alimentados por las estéticas de la cultura popular y los medios digitales. 

Ambos con amplia experiencia trabajando en los campos de la publicidad, la comunicación y el entretenimiento. Constantemente comprometidos y dinámicamente creativos, hemos desarrollado proyectos en estas áreas que ofrecen cualidades de estilo, sexiness y refinamiento. Estas habilidades visuales las trasladamos cuidadosamente a nuestras piezas de arte, las cuales exhiben frontalmente un carácter reflexivo. 

Buscando una manera más significativa e inclusive simbiótica de combinar productos comerciales con belleza artística, hemos cruzado los dominios del arte presentando trabajos que demandan interacción y autoevaluación del espectador. 

Mientras ambos hemos trabajado independientemente del otro en proyectos personales de arte, es a partir de la creación de Orson que nos abrimos a presentar nuestro trabajo públicamente. El arte siempre ha estado en el centro de nuestras vidas, con una madre artista y una niñez llena de innumerables visitas a galerías y museos. Ambos consideramos esta educación y conexión con el arte como influencias claves en nuestro estilo y percepción general del mundo. 

Orson tiene un foco particular en la cultura y la vida en sociedad, decantando en nuestros trabajos una fascinación por lo habitual, las estéticas modernas y la mente humana.

Miami, FL.

Un colectivo de arte venezolano: Orson

 

El conjunto de obras de Orson confronta problemas de artificialidad y auto-presentación dentro de la sociedad moderna y la cultura digital. Valerie y Pedro Lollett presentan sus piezas sin adjudicarse el crédito de las mismas, por lo que, en gran parte, puede considerarse como un trabajo anónimo. En su labor interactiva, el dúo crea un marco dialógico que cuestiona los límites entre los medios digitales y la verdad de los mundos privados de sus audiencias.

El uso de materiales artificiales en imágenes compuestas como en la serie Playing America y los diversos rellenos en las fotos en blanco (This is About __________ ), invitan la participación del espectador. Esta serie hace un suntuoso uso del color y de la composición, al cual se suma el elemento del texto, facilitando no solo un análisis intelectual sino también una respuesta emocional. Obras como Life is a Pageant y OCD evocan sentimientos de desconexión de los estándares de belleza y perfección doméstica. Model Husband destaca la supuesta y obstinada presencia permanente de los anticuados roles de género.

Desde hace mucho tiempo, Estados Unidos ha tenido una mitología de independencia, individualismo y autosuficiencia. Dicha actitud de “sí se puede” se afronta, con toda su fantasía y poder en obras como Fixing America, en la que se representa un kit de herramientas miniaturizado. A pesar de que la generalización de un país entero es un tema delicado, resulta evidente que a Estados Unidos, como a muchos lugares, le falta ese carácter pensativo sobre sí mismo cuando se trata de su propio carácter nacional. Más aún, no parece preocuparle el hecho de aceptar su propio espíritu emprendedor y el sistema de gratificación del consumismo. A su vez, dicho sistema tiene su propio atractivo visual y una manera de saciar la necesidad humana por la belleza. Los hermanos venezolanos admiten su encanto con la cultura estadounidense. Sin embargo, el dúo establecido en Miami, a la vez trata de desnudar la artificialidad que hay detrás de la América comercial.

Mediante la utilización de objetos mundanos, Orson despierta el interés de la audiencia a través de una visión pictórica de la cotidianidad y la conocida frase de: “Hacemos que nuestro arte sea, de alguna manera, accesible a las personas y que se conecte con la realidad”.

Sin embargo, hay algo meramente estético en su trabajo, un extrovertido disfrute por el color y la belleza. Como en las obras monocromáticas de Karsten Wegener, existe un aforismo de refinamiento, tonos luminosos y saturados y brillo que parecen suplantar el atractivo por tonos pictóricos o la apariencia de una escultura. El elemento de la belleza sintética y deslumbrante es una corriente importante en el mundo visual moderno.

La estrategia de Orson incluye decidir la temática, fotografiar las imágenes, retocar el color, la luz, los tonos, las sombra, sin alterar la forma o el contexto. De esta manera se mantiene el elemento de cotidianidad y a la vez conserva ese sentido de lo extraordinario. Ejemplo de esto es el conjunto de tres imágenes de Short Story about Humans, en el cual se representa la transformación de un fósforo: la primera etapa es prístina, casi inocente, luego el fósforo se quema y, por último, queda reducido a cenizas. El dúo menciona que esta es una obra no concluyente, que tiene una gran variedad de significados dependiendo del espectador: las etapas del amor, los ciclos de la vida o incluso lo efímero de las posesiones materiales.

La relación abierta con el espectador es el corazón del trabajo del colectivo, quienes buscan una continua provocación de la introspección. Esto se evidencia profundamente en la serie de fotografías que presentan un espacio en blanco en una frase incompleta. Inspirados en el Test de Sacks, un cuestionario psicológico del año 1948, el par señala una interesante interacción: “Notamos que la mayoría de las personas trata de encontrar la respuesta en la imagen y después es que buscan dentro de sí mismos para realmente encontrar la respuesta”.

Rosa JH Berland, Nueva York. Junio 2016

Leer Más... Ocultar...